Casilda

La singularidad de este proyecto es la mínima altura de techos de que dispone la mayor parte del local, 2.10 m, y su continuación espacial y lumínicamente uniforme en su zona de doble altura.
La tienda se ha abierto al exterior acristalando las traseras de los escaparates , ampliando la sensación espacial al tiempo que consigue reducir las necesidades lumínicas diurnas.
El proyecto comprende la mejora de la entrada, a través de la creación de una suave rampa, que conduce suavemente a la zona de venta, 38 cm bajo el nivel de la acera, eliminando dos escalones que provocaban caídas.
La desmaterialización de la escalera de subida al altillo , conformada por chapas de acero oxidado de 1 cm en las que se han pegado placas de porcelanico, en la que se han integrado cristales de seguridad a modo de barandilla , iluminados inferiormente por tiras de leds, incrementa la sensación espacial.
La fachada se ha resuelto en un mínimo espesor,10 cm, usando placas de piedra natural de Bateig anclada mecánicamente a una estructura metálica que contiene las guías de las persianas y los perfiles de aluminio de la carpintería de los escaparates. Esta se configura como fachada ventilada, impermeabilizada por un tejido impermeable-transpirable, con un interior de lana de roca. un revestimiento interior de tableros contrachapados hidrófugos revestidos de cristales extraclaros lacados en blanco. De esta formas cualificamos y recuperamos la fachada el edifico protegido a la vez que obtenemos el máximo espacio de exposición en escaparates.
La puerta corredera de entrada que se desliza entre la escalera y la trasera de escaparate, se ha montado con la maquinaria embebida en el espacio superior de escaparates para evitar un gran cajón visto que rompería la unidad del paramento interior.
Se opto por halogenuros metálicos como fuente de luz principal por su alto eficiencia energética compatible con porcentajes de reproducción cromática superiores al 90%, y por los brillos que generas en las superficies especulares de la tienda así como en los tejidos brillantes.
Puesto que no logramos encontrar luminarias que se adaptaran a las necesidades del local, adaptamos lámparas MASTERColour CDM-R mini 35W 40ª 4200ºK. compatibles con aros de 50 mm para iluminar los mostradores y zonas de la tienda con alturas de 2.10 m. Generando una iluminancia, en el plano de mostradores de unos 3000 luxes.
Puesto que los dos mostradores principales se sitúan en una zona con dos alturas diferentes, 2.1 m y 4.35 m, y era necesario que mantuviesen un mismo nivel de iluminación en toda su longitud , diseñamos una sencilla luminaria consistente en un tubo metálico de 55 mm de diámetro, oxidado en concordancia con acabados del local, en el que fijamos un casquillo GX-10, para que se mantuviese el ritmo de lámparas, a la misma altura, y obtener un resultado uniforme.
En la zona de doble altura se usaron downlights orientables para llenar el espacio de luz, buscando reflexiones en los paneles de cristales lacados en blanco y negro que amplían visualmente el espacio del local sin provocar molestas dobles reflexiones.
Para iluminar los escaparates se usaron luminarias con aperturas de 66º dado el tipo de exposición extensivo y la poca altura existente.

 

Video del interior de Casilda

Video del exterior de Casilda

Proyectos relacionados