ROA

El proyecto busca la unificación de un local con diversidad de zonas. Esto se consigue mediante las líneas LED continuas que recorren todo el perímetro subdividiendo la altura en dos y reforzando la amplitud espacial con la iluminación de la parte superior del local realizado con placas de superficies solidas: resinas blancas satinadas. Esta espacialidad se ve incrementada al sobre iluminar un foso en el techo coincidente con la escalera de bajada a sótano y con los reflejos que proporciona un gran cristal que hace la función de barandilla.
Las zonas de venta se hacen más intimas bajando la altura de los techos mediante un gran cubo blanco lacado en brillo y otro, formado por tiras de madera teñida en negro, que integra las luminarias que marcan, con su colocación desordenada, el pautado que lo define. Las luminarias para halogenuros son sistema cardan, con y sin marco; las luminarias de fluorescencia son dimables y son prismas rectangulares con difusores translucidos ; las tiras de LEDs están adheridas a pequeños salientes creados para evitar su visión directa.

El criterio de iluminación utilizado es una luz uniforme de unos 900 luxes en zonas generales y llegamos a 3000 luxes en plano de mostradores para conseguir un efecto sorpresa en las estanterías, iluminadas únicamente por reflexión, las telas están plegadas al revés y hay objetos en cajas, que cuando se muestran al cliente se convierte en singulares acentuados por la iluminación incidente sobre los mostradores, similar a la empleada en acentuar a las piezas expuestas.
La iluminación mediante halogenuros metálicos actuales con reproducción cromática superior al 90%, resalta los brillos de los hilos de seda y los metales preciosos necesarios para realzar las telas y complementos utilizados en los vestidos tradicionales valencianos a la vez que se consigue una alta eficiencia energética , similar a la obtenida con el uso de LEDs y Fluorescencia.

 

Proyectos relacionados